Cómo una Jeep Wagoneer ganó un Rally Internacional en Michigan, con el piloto Gene Henderson

PARTICIPA EN LA CARRERA DEL GOLFO AL PACÍFICO 2015, EL RALLY MEXICANO DE COSTA A COSTA

- Recorre de costa a costa una de las más impresionantes rutas de México, disfruta de hermosas playas, ciudades históricas y espectaculares Pueblos Mágicos.
- Se parte de esta inolvidable experiencia, inscríbete hoy mismo y participa del 25 al 28 de febrero.
- Inscríbete antes del 4 DE FEBRERO Y llévate GRATIS una KARCHER.
- Inscríbete hoy a 6 meses sin intereses pagando con tarjetas Bancomer.

Conoce toda la información sobre La Carrera del Golfo al Pacifico en:
www.carreradelgolfoalpacifico.com.mx

MI AUTO Y YO

Historia del V.A.M. Classic SST 1969 de Paul Riquelme
Desde que tengo uso de razón los automóviles antiguos y clásicos han sido mi mayor pasión, y siendo un niño coleccionaba los cochecitos a escala soñando con algún día tener uno en de verdad. Este auto llegó a mí en el año 2000 por cuestiones fortuitas; en una ocasión mi papá llegó a casa comentándome que había visto un Rambler en venta en la sección de autos usados en la agencia “Aldixa” de la avenida Granjas en Azcapotzalco, también me dijo que era un modelo “grande” que no había visto antes. Ese día fui a verlo y efectivamente, se encontraba en excelentes condiciones. El vendedor me dijo que este auto era de un coleccionista pero que se estaba deshaciendo de este tipo de autos de su colección porque no los consideraba los más “bonitos”.
Ya con el auto en mis manos, lo primero que hice fue comprarle nuevas llantas de “cara blanca”. El auto tenía un uso normal de 69,000 kilómetros por consecuencia partes ya deterioradas por el tiempo.

En Junio de 2001 fui al Bazar de la Carcacha y conseguí el manual para mi auto, y ahí conocí a Alejandro Rojas quien me comentó que estaba reparando un American 1967 y quería hacer un club de Rambler. Ya para diciembre de ese año acudimos enfrente del Museo del Automóvil ya con mi Classic 1969, un paraguas grande y una mesita para vender algunas refacciones para V.A.M. Rambler y empezamos a promover el naciente Club Rambler México.

Poco a poco conseguí algunas cosas nuevas, como calaveras nuevas, las llaves del motor y cajuela nuevas, etc. Con mucha suerte conseguí la vestidura del respaldo del lado del conductor. Pero lo que más me costó trabajo de conseguir fue el manual de propietario.

Con este Classic SST 1969 he tenido muy buenos momentos, me han parado taxistas, choferes de carga, familias y hasta una ambulancia para decirme palabras muy alentadoras sobre mi auto.

En 14 años sólo he recorrido menos de cuatro mil kilómetros.

En 2013 me decidí buscar el origen de este auto y alguien me dijo … “Mi abuelo adoraba a este auto, nos subía como a diez personas y nos llevaba a Taxco de paseo”.

Hasta la fecha, sigo mejorando el coche para mantenerlo lo más original posible. También desde el 2001 sigo siendo miembro del Club Rambler México.
ROBERTO URUCHURTO Y SU JAVELIN…
Roberto, actual Presidente del Club Rambler, nos platica la historia de su “precioso” Javelin modelo 1971:

“El auto lo adquirí hace ya casi 18 años y se lo compré a un chofer de un camión de basura en la zona de Ciudad Satélite en el D.F., me tardé algo así como 8 meses para convencerlo de que me lo vendiera hasta que accedió.

Me empeñe en buscar un Javelin de cualquier año hasta que lo conseguí, pues de joven tuve varios y de diferentes modelos. Cuando lo compré, de inmediatamente lo metí a una restauración completa, esto me llevó 2 años!, además quería que fuera de un color Rojo Ferrari pero con sus” bigotes” negros, y riñes de frijol de aquella época. Finamente quedó listo, “precioso” y fue un auto que al terminarlo lo usaba diario, y así lo he disfrutado durante 10 años.

Cabe mencionar que actualmente tiene 465,000 Kilómetros Originales, lo que habla de la calidad de los motores VAM… son de lo mejor!.

Después, ya con m Javelin, en el año 2007 me integré al Club Rambler México cuando era Presidente y fundador del club Alejandro Rojas, y desde entonces hemos participado en grandes Eventos como el de Huixquilucan, La Gala, Temixco, El Elegido del Publico etc., y siempre disfrutando de mi auto, compartiendo con buenos amigos mis experiencias cada mes en nuestras reuniones que hacemos en Plaza Cuicuilco, al sur de la ciudad y en el Parque Naucalli en Naucalpan.

Aprovecho para invitar a todo aquél que sea propietario de un Rambler y quiera compartir con nosotros, la oportunidad de intercambiar impresiones siendo parte del Club Ramler México.

Muchas Gracias.”
EL RAMBLER DE MARIO HERNÁNDEZ- CAMIONETA AMERICAN 1980
“Desde pequeño me han gustado siempre los autos y al crecer se me metió la alocada idea de restaurar un auto entonces conseguí una Caribe GT 78', sinceramente muy descuidada. Me acuerdo cuando la vio mi papá me dijo "si quieres arreglar un carro viejo arregla el Rambler que está afuera y vende esa cosa… es más carro el Rambler que esa Caribe".
El Rambler se había quedado prácticamente abandonado 5 años, pues mi padre y yo en ese auto, ya habíamos tenido un fuerte accidente.

El proyecto de restauración empezó el 20 de Febrero de 2009, y para el año de 2010, y se llevó 3 años en reparación de hojalatería, y 1 año se quedó guarda ya que no encontraba piezas. Se han hecho varios sacrificios para dejarla lo mejor posible. En ese proceso, mientras buscaba información acerca de los modelos, piezas y accesorios, encontré la pagina del Club Rambler México, pero empecé a asistir a sus reuniones hasta el año 2012.
Fue hasta Septiembre de 2013que empezamos con las reparaciones del motor, y se fueron limpiando y detallando pieza por pieza, tornillo por tornillo… una gran odisea pero muy entretenida, aunque frustrante en algunos momentos. Fue el 1º. de Junio de 2014 finalmente se terminó la reparación.

A la fecha el auto ha mejorado bastante; siguen las reparaciones menores pero siempre buscando conservarlo en el mejor estado posible. Ya han pasado 5 años desde que empecé el proyecto, y yo estoy muy satisfecho con mi camioneta.
Es un gusto enorme pertenecer a este Club y sumar nuevas historias o experiencias a este proyecto.”

Gracias, Roberto